Osteopatía infantil

En nuestro Centro apostamos por un sistema integral de tratamiento basado en la búsqueda de restricciones de movilidad que asientan en cualquier tejido, causando patologías. 

Es muy importante destacar que nuestros tratamientos se efectúan únicamente con las manos, tras efectuar una evaluación a fondo del bebé. Tratándose del paciente infantil, entendemos la estructura con la que contamos y la conocemos a la perfección. Para dar un servicio de máxima calidad, adaptamos las técnicas que se aplican al adulto sin generar tensiones excesivas y aplicándolas con el máximo rigor y cuidado. Es importante destacar, que no producimos dolor ni utilizamos impulsos que vayan más allá de la fisiología de los tejidos que abordamos.

Un correcto tratamiento desde el punto de vista osteopático puede corregir:

-Plagiocefalia, platibasia, dolicocefalias,…otras deformidades craneales congénitas o adquiridas.
-Tortícolis del bebé.
-Cólicos del lactante, estreñimiento, reflujo gastroesofágico, gases, y disfunciones viscerales.
-Parálisis Braquiales Obstétricas, fracturas perinatales, displasias coxofemorales, luxaciones, pies zambos, pies cavos…
-Trastornos de las funciones básicas: sueño, hambre, vigilia…
-Déficits del desarrollo normal del niño.
-Patologías neurológicas centrales y/o periféricas.
-Síndromes congénitos que cursan con malformaciones estructurales o problemas funcionales.
-Trastornos del sistema estomatognático( maxilar, palatino, mandíbula, dientes, lengua,…).
-Patología traumatológica como esguinces, contusiones, subluxaciones, escoliosis, necrosis avasculares,…
-Algias de diversa índole como cefaleas, migrañas, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias…
-Desviaciones del raquis y/o de extremidades.

En Axioma abordamos con máxima diligencia el tratamiento con los más pequeños. Algunos de los tratamientos más comunes son:

Plagiocefalia. Deformidad en el cráneo provocada por distintos factores. En las sesiones de tratamiento liberamos las suturas con manipulaciones suaves, carentes por completo de dolor para el bebé. De igual modo, se abordan las membranas óseas e intracraneales, respetando anatomía de cada paciente aplicando presiones muy leves. Se trata de un tratamiento muy eficaz que logra visibles resultados -con independencia de que sea preciso la utilización o no de un casco corrector-. 

Tortícolis. Desequilibrio muscular provocado por un acortamiento del esternocleidomastoideo, que deviene en inclinación y rotación del cuello. Es muy importante el abordaje precoz, puesto que condiciona el repertorio motor del niño e incluso parámetros como la vista. Se trabaja mediante tratamiento oesteopático la inervación del citado músculo, tras un análisis de la estructura cervical y craneal. De igual modo, se efectúa una observancia ante posibles deformidades craneales por las presiones mantenidas derivadas de la postura. El tratamiento fisioterapéutico persigue optimizar el trabajo muscular a través de ejercicios activos, estiramientos suaves y técnicas de inhibición.

Cólicos del lactante. Se manifiesta con llantos acompañados por movimientos persistentes de flexo-extensión de los miembros inferiores, vinculados a las tomas (suelen empeorar a los pocos minutos de comer). El cuadro se hace más evidente por la tardes o las noches. Nuestro tratamiento relanza el sistema nervioso autónomo, responsable de las funciones viscerales y vasculares, con el objetivo de evitar el estreñimiento o la acumulación de gases difíciles de expulsar. En ocasiones, si aparecen reflujos gastroesofágicos también podemos mejorarlos si son de carácter funcional.

Trastornos del pie. Las indicaciones más frecuentes son los pies cavos, o planos, los pies aductos, los pies talos, los pies zambos o las deformidades que resultan de los trastornos neurológicos como los pies equinos. 

Trastornos de columna vertebral. Cifosis o lordosis, escoliosis, rectificaciones de curvas… deterioros de la estructura como hernias, protrusiones, artrosis, artritis, esguinces en fase subclínica... Transtornos todos ellos que puede mejorar con el tratamiento adecuado.

Otitis. Mención específica merece el tratamiento de las otitis medias, una indicación muy común entre los más pequeños. Ayudamos a flexibilizar las estructuras relacionadas con la cavidad auditiva, y favorecemos la función equipresiva que lleva a cabo la trompa de Eustaquio. Abordamos las zonas torácica, cervical y craneal, de modo que generemos un efecto prolongado sobre la patología.

Es habitual encontrar a padres inquietos ante la idea de llevar a un terapeuta a su hijo recién nacido. Esto ocurre hasta que se conoce la manera tan sutil de actuar en una sesión de este tipo, en la que las manos del profesional “escuchan” las distintas partes del cuerpo del niño, haciendo las correcciones oportunas con idéntica suavidad. Se suele pedir la colaboración de los padres, apoyando con su presencia (vea las galerías fotográficas).

Una de las bases de la medicina natural es la de la prevención, y ¿por qué no prevenir lo antes posible? En países como Francia, Bélgica, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos, es habitual este trabajo desde los primeros días o meses de vida de los bebés. De esta manera evitamos la cronicidad de enfermedades futuras, sin padecer molestos síntomas durante años y abreviando el número de sesiones para restablecernos.

 

 

 

Copyright © 2011 www.fisioaxioma.es. Todos los derechos reservados. Designed by Q&D Arenas.